Actualmente el uso del teléfono móvil no sólo se utiliza para hablar, también suele ser el mejor aliado para escuchar música o para realizar fotos o vídeos, pero nos encontramos con una limitación: no tenemos suficiente espacio en la memoria. Dicho esto, hoy os queremos enseñar algunas estrategias para poder conseguir liberar memoria en nuestro smartphone.

Estrategias para liberar espacio en el móvil:

1. Guardar nuestras fotos en Instagram o Flickr

Como hemos comentado anteriormente, es muy común realizar fotos con nuestro teléfono móvil y eso hace que cada una de las instantáneas que capturemos se vayan guardando en el dispositivo, ocupando a su vez espacio en la memoria. Pero hay estrategias interesantes para ahorrar espacio, como por ejemplo, guardar las fotos en plataformas online o en la nube, e ir borrando aquellas fotos que ya estén almacenadas, o publicarlas en una aplicación en línea como Instagram, con la que además de compartir nuestras imágenes con los amigos también se guardan en la Red. En este caso, hay que tener en cuenta que cuando publicamos una foto en Instagram, se guarda una adicional en el móvil que también es recomendable borrar para ganar espacio.

Y si lo que queremos es tener copias de una mayor calidad, sería bueno utilizar el sitio web gratuito Flickr, el cual cuenta con una versión para móviles. Con Flickr también podremos almacenar online y crear nuevos álbumes. Debemos tener en cuenta también que al subir las imágenes a este sitio web se consumen más tarifa de datos por lo que es aconsejable publicar las fotos cuando se está conectado a una red WiFi.

Trucos para liberar espacio en el móvil

2. Borrar aplicaciones que no utilizamos

Solemos descargar y almacenar apps que luego no utilizamos y esto provoca una pérdida de batería por mantener dichas aplicaciones en segundo plano, y especialmente una pérdida de memoria en nuestro móvil. A la hora de borrar éstas aplicaciones inútiles lo ideal es dirigirse a los ajustes del móvil. Si tu sistema operativo es Android deberás acceder a “Configuración de tu smartphone” > “Aplicaciones” > “Administrar aplicaciones” > y finalmente “Eliminar” las aplicaciones que no utilicemos.

Por otro lado, para los usuarios de iPhone, deberán dirigirte a “Ajustes” > “General” > “Uso” > “Espacio ocupado”. También se pueden borrar de manera muy cómoda desde la pantalla pero no nos permitirá conocer el tamaño que ocupa cada una. En este caso, con Android tendremos que presionar y arrastrar a papelera, y en iPhone, hay que presionar unos segundos sobre una de ellas y una vez que todo se agite y aparezca una cruz, presionar sobre la cruz de la aplicación que queremos eliminar.

3. Limitar la música que tenemos descargada

Si empleamos servicios para escuchar canciones en streaming desde nuestro teléfono móvil como Spotify (en versión de pago) o iTunes Match, es normal que descarguemos muchas canciones en las listas de reproducción para escucharlas cuando no disponemos de WiFi y no consumir la tarifa de datos. Pero en este caso, debemos ser prácticos y seleccionar aquellas listas de canciones que con más frecuencia utilizamos y una vez que contemos con una red WiFi cerca, aprovechar para intercambiar las listas descargadas.

Limitar la música que tenemos descargada

4. Utilizar la aplicación de Youtube

Hay quienes prefieren guardar vídeos en el movil, y lógicamente los vídeos es lo que más espacio ocupa en nuestro móvil. Por eso, un lugar bastante interesante es Youtube, ya que es una forma muy práctica para tener todos nuestros vídeos almacenados. Youtube también dispone de una App para móviles bastante sencilla, solo hay que cargar el vídeo y esperar a que se publique y esté disponible en la página web. En este caso también es recomendable su uso cuando dispongamos de WiFi para ahorrar datos móviles.

Trucos para liberar espacio en el móvil

5. Evitar Apps que trabajan sin conexión

Cuando estamos de viaje o lejos de redes Wi-Fi, puede ser muy útil utilizar lectores de noticias que trabajan sin conexión, aplicaciones para traducir textos, etc., pero el principal problema es que estos sistemas de funcionamiento consumen memoria que luego podríamos necesitar. Por ello, es mejor prescindir de ellos cuando no los usemos.