La nueva actualización de Android 5.1, no va a cambiarte la vida ni va a hacer que no vuelvas a volver a actualizar el sistema operativo de tu móvil. Pero tampoco es una de esas actualizaciones menores que solo funcionan bugs y que poseen mejores técnicas.

Hoy vamos a ver las 10 características que obtendrás con la nueva versión de Android 5.1 una vez que llegue a tu dispositivo.

1. Tienes acceso a las configuraciones rápidas en la pantalla de bloqueo

Si deslizas rápidamente hacia abajo desde la parte superior de la pantalla, te llevará a las configuraciones rápidas, incluso si tu móvil se encuentra bloqueado y protegido con un PIN.

2. Puedes personalizar la configuración rápida

Seguramente no te habrás dado cuenta, pero al activar algunas funciones (como un hotspot de WiFi o invertir los colores) se añade el respectivo acceso directo a la pantalla de configuraciones rápidas. Con la versión de Android 5.0, no se podía hacer, pero con Android 5.1 sí. Solo hay que pulsar unos segundos el botón de la opción que quieres eliminar de esta pantalla, lo que te da más control en la apariencia de este panel.

3. Brinda protección a tus dispositivos

Personalmente creo que el mejor cambio es la “protección de dispositivos”, pero solo está disponible en los terminales Nexus 6, Nexus 9 y los que posean Android 5.1. Se puede activar de manera automática si configuras un método de pantalla de bloqueo (como un PIN), e incluyendo algunas medidas de seguridad para hacer más difícil la posibilidad de que una persona ajena pueda acceder a tu smartphone (por ejemplo, tu móvil va a mantenerse bloqueado incluso si le hacen un reset de fábrica, a menos que metas tu clave de Google).

4. Puredes hacer llamadas con audio en alta definición

Aunque Google va a incluir un audio más potente en su actualización, se requiere de un dispositivo que lo soporte además de una red que sea compatible. Por ejemplo, el Nexus 6 con Verizon y T-Mobile han sido mencionados en los artículos en el blog de Google con esta característica. Si tienes el hardware necesario y una señal lo suficientemente potente, vas a poder escuchar tus llamadas mejor que nunca.

5. Puedes activar el “modo prioridad” hasta que suene tu alarma

El modo prioridad te permite de manera automática o manual apagar todas las notificaciones con sonido una cantidad de tiempo determinado (por ejemplo, cuando duermes). Con Android 5.1, Google ha incluido la opción de activar el modo prioridad hasta que tu próxima alarma suene.

6. Te permite utilizar dos tarjetas SIM al mismo tiempo

Los usuarios de Android 5.1 Lollipop cuentan con un nuevo soporte para incluir dos SIM que pueden usarse simultáneamente en un mismo dispositivo. Esto es algo muy beneficioso para los empresarios o los viajeros frecuentes. La aplicación de llamadas te permite escoger entre tus SIMs y tienen un color específico a toda tu interfaz para que estés claro en la SIM que estás utilizando.

7. Puedes conectarte más fácil

Solo con tocar el botón de Bluetooth o WiFi en las configuraciones rápidas puedes encender o apagar estas funcionalidades. Además, Android 5.1 tiene una opción mucho más útil e importante: escanear redes y dispositivos cercanos y darnos la información que necesitamos acerca de qué ofrece para conectarnos, simplemente hay que pulsar la pequeña flecha que está en cada icono.

8. Tienes la opción de descartar notificaciones de manera temporal

Ahora tienes 3 opciones: descartar deslizando la notificación hacia un lado, ejecutarla tocándola, o esperar a que desaparezca.

9. Puedes configurar el volumen del sistema mientras la música suena

No es una característica que llame mucho la atención, pero a mí me parece útil.
Con Android 5.0, si presionabas los botones de volumen cuando hay audio sonando (música, vídeo…) lo que hacía era cambiar el volumen. Ahora, puedes pulsar en el pequeño icono de campana para también configurar el volumen del sistema, y acceder a los modos de prioridad o interrupción, sin tener que pausar tus canciones.

10. Puedes ignorar redes WiFi “rotas”

Si con el nuevo Android 5.1 Lollipop te conectas a una red WiFi con conexión pobre o inexistente, la próxima vez lo recordará y no va a intentar conectarse más a ella de manera automática.